Recuerdos de Cabezón de la Sal

Relatos, videos y oficios de nuestra villa.

Juego del Diábolo 15 enero 2010

El propio juguete es el que hace que se desarrolle el juego, aunque en muchas ocasiones se practicaba en grupo, organizando competiciones, también puede ser de entretenimiento individual. Se juega en el exterior en cualquier época del año. El diábolo consta de dos conos unidos por la parte más estrecha que se bailan en este punto sobre una cuerda unida en sus dos extremos a sendas varillas de madera.

El diábolo es impulsado por la fuerza que se ejerce sobre las dos varillas. Antes de lanzarlo, deberá deslizarse varias veces por la cuerda para que adquiera fuerza y velocidad; a continuación se lanza enérgicamente y cuando vaya descendiendo, habrá que cogerlo sirviéndose del cordel, esta operación resulta más fácil si la cuerda se coloca de forma inclinada con respeto al diábolo, pues de otro modo este rebotaría al no poder deslizarse. Gana quien más tiempo y más alto haga bailar al diábolo.

Anécdotas:

De origen Chino, donde era practicado por los acróbatas del circo , fue llevado a Europa por el embajador Británico Lord Macartey a finales del siglo XVIII; en el siglo XX fue perfeccionado por el ingeniero Frances Phillipart, quien le bautizo con el nombre de Diábolo. Se trata de un juego muy popular entre las mujeres Madrileñas en los años 30 y 40. Es uno de los escasos juegos que requerían comprar el juguete.
Testimonio: No sabes como bail
aba yo esto.

Anuncios